fbpx

Blog

Tradición e Innovación – GHALA

En Verónica Miranda el trabajo artesanal y el cuidado por el detalle han marcado la diferencia ya que su forma de diseñar y confeccionar sus vestidos es un auténtico trabajo de lujo.

Desde los inicios y de manera orgánica la alta costura se ha presentado ante esta diseñadora como una evidencia y una gran fuente de inspiración, sus creaciones personalizadas, delicadas y atemporales son algunas de las características por la que las novias, madrinas o invitadas eligen sus diseños.

El atelier está en continua investigación textil, jugando con nuevos materiales y también recuperando el stock “tesoro” de materiales que Verónica ha ido recopilando de sus viajes durante años.

Hoy Verónica Miranda está encantada de compartir algunos de los procesos de creación de una de sus piezas diseñada para la colección BE BRAVE 2019 -2020 y la elaboración de tejidos para su próxima colección.

Verónica tenía claro el objetivo de crear texturas románticas y con mucho carácter y es así como nace GHALA un chaleco con aire marinero.

GHALA es uno de los modelos de la colección donde el género se ha creado de forma artesanal en el propio atelier. Tejido creado por la superposición de puntillas valencie, puro romanticismo y tradición que se mezclan con cintas de lamé doradas, dando ese carácter diferencial a la prenda. Todo esto más el estudio de modelaje y confección con acabados perfectos dieron como resultado una auténtica joya, una pieza para esa novia valiente, segura de sí misma en la que está inspirada la colección BE BRAVE.

Es uno de los apartados a destacar en el Atelier Verónica Miranda, la importancia de crear sus propios tejidos, piezas cosidas a mano una a una creando así piezas únicas y personalizadas.

 

Be Brave, Be a “Viking girl”

En Verónica Miranda la pasión por las texturas y el savoir – faire es indiscutible, reivindicar los trabajos artesanales como técnicas costumbristas es una evidencia en cada una de sus colecciones, es por esta razón que Verónica trabaja mano a mano con artistas textiles y de otras disciplinas que la hagan vibrar compartiendo talento y pasión para crear piezas únicas que muestran desde el origen una técnica.

Para esta colección Verónica ha trabajado piezas bordadas de puntadas muy libres, se tomó la ilustración de un casco vikingo como icono y punto de partida de su colección, símbolo de una mujer fuerte, guerrera y determinada, una VIKING GIRL, con gamas de colores desde el beis champagne pasando por los verdes jades, oros y cobrizos en hilos metalizados acercándose a las gamas de los rosas hasta llegar al flúor, con pequeñas dosis de tachuelas metalizadas dando un toque inesperado de rebeldía, a la belleza armónica. Piezas que se incorporan sobre géneros orgánicos como el tweed y los linos elásticos.

Es por esto que Verónica incorpora el trabajo experimental de la artista textil Isabella Rengifo. Pensó en esta artista porque sabía que, a través de su medio de expresión libre, iba a saborear nuevos territorios en cuanto al Arte textil y donde la conjugación de dos talentos da ese toque de energía e innovación.

En un panorama y una industria acusadas por la producción en masa, Verónica Miranda, se mantiene fiel y firme al slow fashion, a la tradición combinada con innovación.  Las musas de Verónica son novias fuertes y con carácter que no renuncian al romanticismo. Todo esto lo transmite su colección BE BRAVE.

 

Load more
Scroll Up